UTILIZACION DE TERMINOS JAPONESES EN KARATE

¿Qué practicante de Karate do o de otro arte marcial  japonés no ha pensado en alguna ocasión que por qué siendo occidentales usamos términos japoneses en las clases de Karate do?

Pues este hecho puede responder a varias razones; la primera sería la de preservar la tradición y seguir manteniendo el orden estableci do por los maestros de antaño, si bien esta justificación puede que no convenza a todos por igual.

El segundo motivo podría ser que, al utilizar términos desconocidos por los alumnos, el profesor adquiere un halo de misticismo o de superioridad mal entendida que deriva de utilizar una jerga o lenguaje desconocido por el principiante. Algo así ocurre en algunos gremios profesionales, que al poseer un argot propio pueden mostrarse inaccesibles o simplemente proteger su información. Sin embargo, quien adoptara esta conducta caería por su propio peso.

Y un tercer argumento, probablemente el más real y convincente, es que el hecho de utilizar el vocabulario japonés en Karate-Do permite que las expresiones, términos y voces de este arte tengan un carácter universal y puedan ser comprendidas y utilizadas por todos igualmente, máxime cuando gran parte de estas palabras o voces tienen un significado de origen simbólico.

Aclaración: Si a un japonés no practicante de Karatedo le dijéramos que nos definiera las palabras Bassai-Dai, Kime, Bunkai, etc., a buen seguro no sabría qué decirnos, o nos diría algo absurdo para nosotros que no tendría nada que ver con el Karate do .

Por tanto, la utilización de los términos japoneses en la práctica del Karatedo,
posibilita que karatekas de cualquier nacionalidad puedan entenderse y practicar en armonía sin fronteras idiomáticas. De la misma manera, la nomenclatura japonesa permite a un Sensei dirigirse a un grupo de practicantes de diferentes nacionalidades, y mediante un simple término puede hacerse entender por todos.  Esto es posible porque la palabra en japonés actúa en el oyente como un “símbolo”, del cual los receptores conocen la definición o significado en su propio idioma; de no ser así el Sensei tendría que decir y explicar “la palabra o concepto” en tantos idiomas como diferentes nacionalidades pudieran existir, por ejemplo, en un curso internacional.
(Artículo extraído de la Revista Cinturón Negro)

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.